El problema del periodista que no sabe ni a quién está llamando

Acudo sorprendida al repaso de mis estadísticas. Me resulta muy curioso que la gente se interese más por un caso en curso que por el trabajo bien hecho. Dicho lo cual, os recomiendo que entréis al blog en el que realmente me dedico a hacer información seria, rigurosa y en el que pongo todo mi esfuerzo: desdemerkeland.com

 

Hoy he vuelto a casa de mala leche.

Me han llamado en clase de alemán (insistentemente) de Madrid. Lo he cogido, pues cuando llaman tanto tiendo a pensar que es mi familia y que algo ha pasado. Pero no, era el programa xyxyx de la tele xyxxyx.

Cuando, a la salida, he podido coger el teléfono, ésta ha sido la conversación. Así es como se trabaja, al parecer, reproduzco la conversación tal y como la recuerdo, posiblemente falten cosas o haya añadido alguna para ahorrar espacio.

  • Hola Belén
  • Hola
  • Soy xxxyy del programa de televisión cycyc del canal ghghgh… (tono seductor fake) ¿qué tal Belén, cómo estás?
  • Bien, ¿y tú xxyy, tú cómo estás? (tono fake de vuelta)
  • Bien (cortante) Verás, te llamo porque, verás… Antes de nada, ¿cuál es tu apellido?
  • Pues lo sabrás, espero, ya que tienes mi teléfono y me estás llamando
  • Ehmmm… (borde) Me han dejado tu teléfono y tu nombre para que te llame
  • Ah, sí. Pues nada, ya te dirán cómo me apellido.
  • ¿Tienes algún problema con que sepa tu apellido? (¡qué clase de pregunta es esa!)
  • Tengo un problema con que me llames para intentarme sacar información.
  • Mira (tono borde) yo soy madre de exalumnos que estuvieron de alumnos de A.S (intenta hacerse mi amiga) y ellos me cuentan que A.S era un tipo majo.
  • Sí, pues si ellos te lo cuentan, ¿por qué no sacas su testimonio en televisión, o el tuyo propio como madre?
  • Mi hijo está en (-país de África-) y el cambio horario… Pero vamos, lo harían encantados. (¡Ojo! Que son 2 horas de diferencia con la ciudad en cuestión)
  • Lo celebro. Pero yo soy periodista, no portavoz del Valdeluz.
  • Ya Belén, pero, ¿por qué no quieres hablar? (Esto, ¿perdone señora?)
  • Porque soy periodista y no debo ni voy a entrar personalmente a valorar un presunto delito, un hecho gravísimo, en un medio de comunicación. Para eso ya tengo mi blog y mi twitter.
  • Ya… verás (pasa a la estrategia 2) Mis hijos… ¿tú qué edad tienes… a ver si habéis coincidido?
  • 31 (invento. En este punto yo ya no sé si lo que dice es verdad o se lo inventa. Creo que dice la verdad porque existe una persona con el apellido que menciona que efectivamente está en ese país trabajando)
  • Ellos se apellidan ZZYY.
  • Yo sólo conozco a YXY, que se parece el nombre, pero no, siento no conocer a tus hijos.
  • Oh, qué pena, ellos hablarían encantados, pero… Ya sabes… el cambio horario de (-país de África-).
  • Bueno, a ver, qué quieres, porque ya te he dicho que no voy a hablar con una televisión.
  • Belén, verás, de colega a colega (baja la voz…) ¿a ti Andrés, qué opinión personal te merecía, le conocías?
  • Era mi profesor de música y nunca le tuve de tutor, así que no tenía trato con él más allá de sus clases de música.
  • ¿Y nunca notaste nada raro?
  • No, nunca.
  • ¿Ni un poquito? (¡alucina vezzzzina!)
  • Jjajajaj, creo que me he expresado con claridad. (Aprovecho para contarle que vino a nuestro viaje de fin de curso de COU y tampoco ahí nadie vio nada raro)
  • Belén (tono colegui, colegui) ¿Y alguno de tus amigos no querría hablar?
  • Si no hablo yo, no pensarás que te voy a poner en contacto con mis amigos, ¿verdad? (Que bastante fritos les tengo ya…)
  • Hombre es que se están diciendo muchas cosas malas del colegio… No tenemos nadie que lo defienda, y hay que defender el nombre del colegio
  • Pues ese no es ni mi problema ni el de mis amigos. Hay mucha gente en twitter que está comentando cosas a favor del colegio, no tienes más que mirar el twitter.
  • Ya, pero son todos comentarios en contra…
  • Eso no es así, hay  blogs de personas que están hablando a favor del colegio. Y mismamente hoy, El País, en sus cartas al director, publicaba con nombre y dos apellidos, el testimonio de un exalumno hablando en favor del cole.
  • Bueno Belén, ya veo que no quieres colaborar.
  • Mucho has tardado en entender lo que llevo diciéndote desde que has empezado a hablar.
  • Bueno, pues muy bien (visiblemente cabreada)
  • Espero, por vuestro bien, no ver mi nombre en la tele.
  •  Buenas tardes y un abrazo. (Y cuelga)

Siento que a esta periodista le hayan dejado “un marrón” (o simplemente por ser madre de exalumnos le cae en gracia), y entiendo que es su trabajo… Pero cuando estás al otro lado, no tiene ni puñetera gracia. Además, si empieza por “queremos un testimonio para defender el colegio y hemos percibido que quizá a ti te pueda apetecer, porque se te ve muy activa”… entonces estamos hablando de otra cosa. Y, ni aún así, me apetece volver al tema. 

Señores, no me gusta que me hagan parar la bici cuando voy conduciendo para tonterías. 

Anuncios

About belenkayser

Periodista y experta en redes sociales. Colaboradora de El Viajero de El País y visualMAG. Además, locutora de radio y publicidad. ¡Qué más! Ah... Escribo cuentos... y a veces los publico ;)

One response to “El problema del periodista que no sabe ni a quién está llamando”

  1. mppetisco says :

    ¿Que no hay nadie hablando bien del colegio? ¡Ay, madre!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: