Tim Robbins aterrizó en Madrid y ganó Medelia

El jueves aterrizó, con una hora de retraso, el autobús de la banda de Tim Robbins (actor, ex de Susan Sarandon y ahora músico…). El causante del despropósito de tener a una fila de más de cien personas esperando en la calle era un vehículo extraño, con luces azules de neón que se enchufó por medio de un cable larguísimo al enchufe de la Sala Caracol en Madrid. Mientras media docena de brazos sacaban líneas, pedales, instrumentos con cierta prisa, los puertas discutían con las taquilleras, haciendo exhibición del poder de sus misiones, sin duda la misma, pero con matices: no dejar pasar a nadie y demostrar que uno es más fuerte que el otro. Tal cual. La entrada se hizo rápida y sólo cuando todos estaban dentro empezaron a tocar los madrileños Medelia, un grupo formado por Elia Maqueda y Pablo Medel que aquel día tuvo que dejarse a su banda en casa por exigencias del guión.

Los que quisieran librarse de los teloneros no tuvieron más que escucharles, y a juzgar por los silencios y los aplausos (en mitad de Queen os clubs el público rompió a aplaudir un solo de Elia Maqueda) no defraudaron a nadie. Que el dúo fueron “la sorpresa de la noche”, que “gustaron más de lo que ellos mismos creen”, es algo en lo que las dos cabeceras más importantes de España coinciden.

Cuando uno ha visto crecer a un grupo tiende a pensar que son buenos porque se conoce el trabajo que hay detrás, así que atender a las reacciones del público desde el foso resulta gratificante. Sobre Robbins, no añadiré demasiado a lo ya dicho en los medios.

Sin una banda como The Roges Gallery Band hubiéramos atendido a un espectáculo mediocre, sin mucho fuste y pesado. No fue así y no tengo tan claro que se viviera como se ha escrito y dicho. Que Robbins es mejor actor que músico nadie lo pone en duda. ¿Que la crisis de los cincuenta, la separación y otros avatares le han hecho emprender una aventura que se le viene grande?

Prefiero pensar que las aventuras nunca le vienen grandes a nadie. Me gustó. No sé si tuvo que ver con la banda, o con el carácter de Tim Robbins, o con el repertorio, o con todo junto mezclado con blues… Creo que la Roges Gallery Band hizo un trabajo más que aplaudible y Robbins estuvo a media altura, con una dignidad sin brillo, mate, pero las instantáneas hicieron que el conjunto mereciera la pena.

Foto del blog de Alonso Trenado

Anuncios

Etiquetas: , ,

About belenkayser

Periodista y experta en redes sociales. Colaboradora de El Viajero de El País y visualMAG. Además, locutora de radio y publicidad. ¡Qué más! Ah... Escribo cuentos... y a veces los publico ;)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: