Tibi & Her Cello, pasión en clave de cuerda

Lavanda y cuerdas. Pinos y pequeños toques de glockenspiel. Percusión elegante, teclas de viento. Y el viento mezclándose con los pinos y la lavanda.  Tibi & Her Cello acarició el sábado la madera de la Casa Levene a golpe de nota.

Hace dos días la madrileña Teresa Bernabé presentó en exclusiva su primer EP, Lost in the sounds. Un sencillo de seis canciones cocinado en LIPA, la escuela que dirige el ex Beatle sir Paul MacCartney. No lo hizo con su habitual banda, afincada en Liverpool y que la acompañará en los conciertos que lachelista y cantante dará en España en septiembre, sino que se rodeó de tres músicos que habitualmente tocan con Medelia. Las melodías, vibrantes y flotantes por la terraza de la Casa Levene, obligaban a la piel a erizarse y a los sentidos a encenderse y tranquilizarse… como un balanceo.

Nü Culture Magazine fue uno de los medios privilegiados que pudieron asistir al recital, con no más de 30 invitados, que presentó un repertorio mágico de una decena de temas compuestos por Tibi en estos tres últimos años. ‘Love‘ fue el tema elegido para abrir el concierto. La chica, de 26 años, se agarra a las letras, a su arco y agita por dentro. Su voz fina crece y se multiplica cuando empieza a cantar y las cuerdas del violonchelo consiguen dotar de dramatismo a unas letras sencillasintensas.

De ella dijo Paul McCartney que era “la única persona en el mundo” que sabía tocar el chelo y cantar a la vez. “¿Sabes lo difícil que es?”, le dijo el Sir británico. Ella cuenta que sólo pudo callarse. Le había tocado ‘You’ll come for more‘, una canción “atrevida”. “Me llegaron a decir que era muy atrevida por elegirla para enseñársela a Paul McCartney, pero yo soy española, atrevida”.  Y así, atrevida e incluso bellamente obscena es verla tocar, intensa, agarrando con fuerza su instrumento, ese que toca desde los nueve años que entró alconservatorio.

Melódica, bajo, guitarra, teclados, batería, glockenspiel rodeándola. La abandonaron sólo una vez. Teresa, el chelo y la noche, entrando desde la línea del horizonte. Después de eso sólo otra vez soltó su otra silueta. Fue para tocar, entregada como quien busca una respuesta intensa y desesperadamente ‘Why can’t the stars align?’. En esos tres minutos la tarde ya estaba cayendo y las pequeñas luces de colores que habían sido colocadas en el escenario, sobre las tablas de madera del patio, empezaban a cobrar protagonismo. Los  músicos la miraban con deleite, ensimismados. La cara del público no estaba menos entregado. Gesticula con pasión, como sólo saben hacer las grandes artistas. Y hace sentir. Como muy, muy pocas personas consiguen hacer.

Fotografía: María Levene

Publicado en NÜ CULTURE MAGAZINE – 26/07/2010
Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

About belenkayser

Periodista y experta en redes sociales. Colaboradora de El Viajero de El País y visualMAG. Además, locutora de radio y publicidad. ¡Qué más! Ah... Escribo cuentos... y a veces los publico ;)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: